martes, 1 de diciembre de 2009

Discurso despedida 5to


Resulta difícil empezar a escribir y llenar de palabras, los recuerdos que hoy más que nunca aparecen en nuestro corazón.
Resulta difícil terminar esta etapa en la que fuimos protagonistas todos estos años, llenando de emociones cada rincón.
Resulta difícil soltarnos de esta rienda que nos mantuvo arraigados por tanto tiempo, y por la cual luchamos, peleamos y cada día nos sentimos más fuertes.

Comenzamos siendo pequeños inocentes que sólo sentían que estaban en un lugar más, un sitio para divertirse, para pasar el rato y compartir. Y hablo del colegio como espacio en el cual nos relacionamos siendo niños. Muchos no se iniciaron aquí, otros entramos siendo más grandes, pero al fin y al cabo, hoy todos sentimos lo mismo: El adiós a este colegio. Aquél que nos permite terminar una etapa fundamental en nuestras vidas, aquél que nos espera con sus puertas abiertas para volver a sentarnos en ese banco, en ese lugar que todavía tiene el aroma a nuestros sueños.

A lo largo de este viaje, miles de recuerdos se escriben con tinta en un papel para asegurarnos de no olvidarlos nunca, para contagiarnos esa magia que está latente en cada momento compartido. Nos convertimos en viajeros que buscan con ansias y valentía cumplir su misión, sus anhelos y proyectos. Y estos aventureros, le decimos adiós a una etapa, pero le damos la bienvenida a otra que muchos tememos, que muchos soñamos o que solo imaginamos..

No sé si somos conscientes de lo que dejamos hoy. Una mezcla de vaivenes y sentimientos, hacen que olvidemos un poquito lo que vivimos entre estas paredes y pasillos, entre galerías y salones.
Porque el colegio es más que nuestro segundo hogar, más que las horas en clase medio entre dormidos y cansados, más que el miedo en las lecciones y la alegría profunda que sumerge al enterarnos de una hora libre, mas que el bendito timbre del recreo que hizo zafar a más de uno, más que las emociones que vivimos triplicadas en este año, Bariloche, la Graduación que está a pasitos nuestro... El colegio son miles de recuerdos que quedaron impregnados en fotos, en papel de carpeta y en la memoria como recuerdo inolvidable.

Y en medio de esta historia, entran nuestros maestros, profesores, preceptores y directivos que con su labor de docentes nos incentivan a seguir luchando por lo que más queremos, nos fomentan el amor por la educación y nos enseñan a lo largo de todo nuestro aprendizaje. Gracias a ellos por hacer de todos estos años, un sendero que nos ayuda y acompaña en este gran trayecto llamado Vida.

No podían faltar nuestros padres y familiares que más que nadie creen día a día en nosotros, nos forman como personas y son la base de nuestro crecimiento. Gracias a ellos por confiar y ser modelos y ejemplos a seguir. Y como una vez alguien me dijo: “Tratamos en el día a día aprender a ser padres. No existe una escuela para eso, pero lo hacemos con el corazón”.

Y estoy más que convencida que así es, que ellos quieren que valoremos cada cosa que tenemos, que disfrutemos de vivir y por sobre todo, que seamos felices. Gracias a todos por ser partícipes junto a nosotros de este ciclo que estamos terminando.

Un inmenso y profundo Gracias también a todos mis compañeros que hicieron que todo fuera más fácil y sencillo. Gracias a aquél que nos dio una mano, que nos escuchó y nos ayudó en nuestros momentos más difíciles, que hizo que un abrazo o una palabra de consuelo aliviaran nuestro día. Gracias por tantos años y tantos momentos, por querer seguir creciendo y aprender juntos…

Y como dice la canción “Bendito Dios por encontrarnos en el camino”.
Bendito Dios por cruzar a todo este grupo de jóvenes y dejarnos en el corazón historias y anécdotas que quedarán para siempre..

No dejemos que esta hermosa etapa termine aquí, mantengámosla a través del tiempo porque este no es el final de nada, sino el comienzo. El inicio de una vida que nos espera, tatuada de experiencias y aprendizajes que nos llevamos guardados en la mochila.

Ahora sí: dejemos que nuestra propia luz nos acompañe y nos llene de confianza y perseverancia para creer siempre en nosotros. Gracias a todos los que nos permitieron tantos años de momentos irrepetibles. Pero en especial, Gracias a todo 5to año, Promoción 2009 por hacer este sueño posible.
Y recordando las palabras de Gabriel García Márquez:

“No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió…”


*Le saqué algunas cosas porque se extendía mucho, pero de todos modos es bastante larguito. Me gustó haberlo preparado, aunque siendo sincera no quería terminar. Ayer fue el acto de Colación y la Entrega de Diplomas, así que ahora queda la graduación el 10, y esperemos que todo salga lindo.




15 comentarios:

agas dijo...

Yo sigo emocionandome hasta con tu discurso. Ok tengo que superarlo ya jajaja.
Re lindo Anti !
Suerte

Sofi dijo...

RE lindo!

María Belén dijo...

Muy lindo reina !
Yo ya tuve la entrega de diplomas, ya no falta nada, ya no se puede estirar más. Terminé el colegio y punto. =/
Besote !

Pequeña diablita dijo...

Hermoso. Estas cosas me emocionan mucho y en todo momento recordé a mis compañeros, pese a que no somos el mejor grupo, ni el más unido, pese a que a veces ni siquiera podemos hablarnos de buena manera. Y me hizo sentir bien pensar en ellos de manera tierna y nostálgica. Te lo agradezco :)

Anónimo dijo...

Hermoso Anto! Te felicito por tan lindas palabras cargadas de emociones y sueños!
Felicidades! Te quiero! Adriana.-

cosasimpropias dijo...

cuantos recuerdos me trajo esto!! hermoso tu texto anto

Sil dijo...

Anto hermoso todo lo que has escrito, la expericia de terminar es trizte, pero generadora de otros proyectos, lo pero de todo es que uno pierde la adolescencia para convertise en adulto propiamente dicho.
Pero asi es la vida hay que crecer.

Anónimo dijo...

Me encanta tu manera de expresar :)
'Pisatierraynuncadejesdenavegar'

Juan.

Solcito dijo...

Muy emotivo tu texto!! ...Suerte en la nueva etapa !!...besitos

Bárbara dijo...

Muy lindo lo que escribiste, completamente de acuerdo e identificada con muchas de las cosas que decís. Éxitos para lo que queda!

macarenaa dijo...

qué lindo es tooodo el texto.
y qué 'triste' es terminar con el 5to año, supongo que vos también y como la mayoría lo encasillaste en el mejor. yo terminé el año pasado, y te puedo jurar que NO quería, que me negaba rotundamente.
la facultad termino por sorprenderme mostrándome, que no todo es lo que parece y que en definitiva, también podía pasarla bárbaro y disfrutar de esta nueva etapa dejando, aunque NO dejando de extrañar, atrás la que termino.
todos los finales, son nuevos comienzos y eso esta bueno :)
un beso mujer !!!

[ D a n i e l a ] dijo...

Es tan triste terminar esa etapa..

Sofia dijo...

Hola Antonella: pasé por tu blog. Me gusta mucho la gente que encuentra cómo expresarse libre y con comodidad. Hasta pronto!

dolores dijo...

Lo releo y me emociono como el dia que te vi, alli paradita leyendolo ....mi cielo!!! Cuanto orgullo senti.......porque vos sabes que ya habitas mi corazon....por siempre.
Las he visto crecer, llorar, reirse, madurar , alejarse y acercarse,pero es inevitable, no rememorar pequeñas imagenes cotidianas.
Te quiero .....por siempre y siempre mi hogar....sera el tuyo...al igual que alguna vez le dije a wandi!!!
Buena VIda!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

muy linda ... quisiera haber podido estar en tu promoción para que me dedicaran tan lindas palabras. Q lindo t quedo ^^